miércoles, 20 de junio de 2018

Ser feliz es posible

 
Hace tres años que mis publicaciones en el blog son menos frecuentes, este año solo he publicado dos entradas. No sé muy bien la razón, me ocurre desde que estoy jubilada; en teoría tengo más tiempo pero en la práctica no. Una de las “actividades” que influyen en la falta de mantenimiento del blog es mi participación en Facebook. Pero no creo que eso os pueda interesar.
Hoy voy a atreverme a escribir sobre algo muy importante: como vivir mejor.
En Noviembre del año 2007 hice un curso que ofrecía la Escuela Valenciana de Estudios para la Salud dentro del Plan de Formación Continua: “Coaching para el desarrollo de habilidades emocionales”.
He de confesar que cuando solicité el curso no sabía a que me había apuntado. Coaching ¿qué era eso?, el Coaching no estaba de moda, ahora hasta los gatos son coach.
No sabiendo de que se trataba, fui osada ya que el curso era presencial y de 40 horas (por supuesto fuera del horario laboral). Pero mi osadía y esfuerzo fueron ampliamente recompensados. El curso lo impartía una persona extraordinaria, Cristina Martínez Brotons. Después siguieron unos cuantos cursos más con ella, todos estupendos. Sus enseñanzas me han servido para ser más feliz.
 
Ahora vuelvo a ser osada pretendiendo escribir este post para ayudar, a que los que han llegado hasta aquí, a vivir mejor, a ser más felices; va especialmente dedicada a un amigo que me sigue y tengo la impresión de que no disfruta tanto de la vida como yo, él tiene motivos y meritos para ser muy feliz.
Con mis escasos conocimientos de psicología, voy a tratar de simplificar el tema. Espero que los profesionales en la materia sean indulgentes conmigo.
Hay tres aspectos psicológicos fundamentales: el pensamiento, el sentimiento y la conducta. Los tres están íntimamente relacionados.
Y el conocimiento de esta interrelación es clave para conseguir una forma de vivir mejor. Quisiera aclarar, que para mí, vivir mejor no es tener mucho dinero ni vivir rodeada de lujos y sin preocupaciones; ya sabéis a que me refiero.
En “Ideas y creencias”, Ortega distingue dos tipos de pensamientos: las ideas y las creencias. Las ideas son los pensamientos que se nos ocurren acerca de la realidad, las consideramos como obras nuestras, como el resultado de nuestro pensar.
Normalmente no llegamos a ellas como consecuencia de la actividad intelectual; los pensamientos que tenemos están determinados por nuestras creencias, las cuales se construyen a lo largo de nuestra vida y están basadas en las experiencias, los valores, la cultura, y las tradiciones.
Los pensamientos son los que nos producen emociones.
La emoción es una reacción subjetiva al ambiente, que se puede acompañar de cambios orgánicos. Las emociones básicas son: miedo, sorpresa, aversión, ira, tristeza y alegría.
Nuestras emociones pueden ser determinantes a la hora de estimular la producción en nuestro organismo de ciertas sustancias que pueden influir en nuestra salud.
Cuando las personas cambiamos nuestro modo de pensar acerca de las cosas, del mundo o de nosotros mismos, sentimos de modo diferente y esto nos conduce a actuar de forma distinta, a comportamos de diferente modo. Los pensamientos negativos nos llevan a desarrollar estados de ánimo disfuncionales: problemas de autoestima, fobias, depresión, obsesiones etc.
Es un hecho constatado que la realidad es la misma para todos, pero no todos la interpretamos de la misma manera; las cosas del mundo nos afectan según el modo en que pensamos sobre ellas, no nos afectan por lo que son sino por el modo en que las vemos o las interpretamos (ya lo dijo Ramón de Campoamor: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira….)
Si llegas a un lugar y varios desconocidos que te miran fijamente, según la interpretación que hagas de este hecho, es decir según lo que pienses, reaccionaras a nivel emocional y conductual de una forma u otra; por ejemplo: si piensas que los demás te están evaluando positivamente te sentirás mejor que si crees que te valoran negativamente y en función de cómo te sientas, actuarás.
 Las personas con trastornos emocionales tienen una visión negativa de sí mismos, del mundo y del futuro.
Por todo ello es de extraordinaria importancia que sepamos reconocer nuestros pensamientos negativos, los que son exagerados, ilógicos, distorsionados y poco realistas. Y además de reconocerlos hemos de saber filtrarlos o racionalizarlos.
No puedo enumerar aquí los pensamientos irracionales más importantes, citaré solo algunos: el pensamiento polarizado, la personalización, las falacias, etiquetado, adivinación de intenciones, magnificación y minimización.  Buscando en Google, como casi siempre, podéis conocer más cosas de las distorsiones cognitivas, es muy interesante conocerlas para identificarlas y así poder filtrarlas.
Una vez identificado un pensamiento irracional debemos aplicarle tres filtros:
-          el primero el de la evidencia (para ello podemos hacernos alguna de estas preguntas: ¿Es totalmente cierto este pensamiento? ¿En qué pruebas me baso? ¿Es un hecho probado científicamente?)
-          el segundo es la gravedad (hemos de hacer preguntas para evaluar la magnitud de las consecuencias, en caso de que el pensamiento fuera cierto. ¿Serían tan terribles las consecuencias? ¿Qué ocurriría si...? ¿Podría encontrarme bien aún cuando esto sea así? ¿Hay otras personas a quienes les haya ocurrido y cómo lo han vivido?)
-          y por último el filtro de la utilidad, yo es el que aplico con más frecuencia y eficacia (las preguntas que nos tenemos que hacer intentan evaluar los efectos de pensar de esa manera. ¿Qué consecuencias tiene para mí pensar así? ¿Me ayuda a solucionar mis problemas?  ¿Me hace sentirme bien?)
Este filtrado es simplemente el esbozo de una técnica y pensar que con esto tan básico se puede salir de situaciones complicadas y de emociones muy negativas es ingenuo. Se requiere un gran trabajo personal y la ayuda de un terapeuta en muchas ocasiones.
Pero si con lo que has leído, has sido capaz de conocer el origen de tu malestar, si has puesto en tela de juicio algunas de las creencias que te angustian, y has podido pensar que te puedes sentir mejor, significará que ya estás en el camino de aprender a cambiar la manera de enfocar tu vida y ser más feliz, este era mi propósito al escribir el post.

Resumiendo, el pensamiento crea la emoción y la emoción influye en la conducta.

domingo, 4 de marzo de 2018

Mi quiche

El 13 de diciembre de 2011, Victoria, en el blog que por entonces empezaba: Casquería de tercera,  publicó una receta de Quiche Lorraine y yo al día siguiente le escribí un comentario en el que dije que tenía una receta de quiche aún más sencilla que la suya, una quiche sin necesidad de hacer o tener masa comprada.
Tengo desde entonces pendiente el escribir sobre mi receta y hoy por fin me he decidido.
Los ingredientes se encuentran casi en todas las casas sin tener que salir a comprar, se hace rápidamente y siempre sale buena.
Ingredientes:
3 huevos
80 g de harina
1 cucharada de aceite de oliva
¼ de l de leche
8 g de levadura en polvo (o sea, medio sobre de levadura Royal)
1 barquilla de 200 g de bacón a trocitos
200 g de queso mozzarella rallado
Sal, pimienta y mantequilla para untar el molde.
Precalentamos el horno a 180 ºC y mientras el horno alcanuza la temperatura deseada, batimos los huevos, se añade sal y pimienta al gusto, la cucharada de aceite, la leche; después a la mezcla liquida se agrega la harina, la levadura, el bacon y el queso. Yo utilizo una varilla de batir, no hace falta batidora eléctrica.
Se vierte la mezcla en el molde y se mete en el horno. En 30 minutos, la quiche está lista. Dejamos enfriar un momento antes de desmoldar y a comer, templada o fría.
Se puede hacer sustituyendo el bacon por otros ingredientes, de hecho hago más veces la versión vegetariana, unas veces con espinacas, o con puerros, o champiñones, cebolla, espárragos, lo que se os ocurra (en todos estos casos conviene antes rehogar las verduras;  también se puede hacer en versión dulce, con fruta, eliminando la sal y la pimienta, añadiendo si se quiere un poco de azúcar; la de manzana rallada, está buenísima).
Y así de sencilla es esta quiche sin masa, cuesta más escribir la receta que hacerla.
No hace falta ser ni experto ni atrevido para hacer un plato tan bueno y que nos puede sacar de más de un apuro. 

jueves, 22 de febrero de 2018

Dr. Forges

Mi pequeño homenaje a un humorista genial. 
No voy a ponerme a escribir sobre Forges, se ha escrito casi todo. Me voy a limitar a mostrar algunas de sus viñetas que tuve enmarcadas y colgadas en mi despacho de Jefe de Servicio de un hospital de la sanidad pública a la que tan bien retrató.
                                         



domingo, 24 de diciembre de 2017

Natividad robada

En los viajes que hago durante el año, procuro fotografiar alguna obra de arte que me sirva para hacer la felicitación de Navidad a mis amigos.
En Septiembre viajé a Sicilia y de entre las fotos que tomé, he elegido una Natividad en mosaico bizantino de la iglesia de Santa María dell' Ammiraglio más conocida como La Martorana, una iglesia alzada en el siglo XII en estilo árabe-normando, tan peculiar de la ciudad de Palermo.
Pero me hubiera gustado fotografiar una obra de Michelangelo Merisi, Caravaggio: La Natividad con San Francisco y San Lorenzo, pero eso es imposible, y ahora os contaré porqué quería tomar esa foto y porqué no es posible contemplar ese cuadro.
Cuando Lucia tenía 12 años fuimos a Italia y quiso conocer algunas obras de arte que había estudiado; por ella  fuimos en Florencia a la Capilla de los Médicis y en Roma fuimos a ver varias pinturas de Caravaggio. Desde que vi “en vivo y en directo” las obras de Caravaggio quedé impresionada.

La Natividad con San Lorenzo y San Agustín, es un óleo sobre lienzo de 268 x 197 cm, que Caravaggio pintó en 1600 y que gracias a una restauración que se realizó en 1951  sus condiciones de conservación eran casi perfectas.

El imponente cuadro estaba  en el retablo del oratorio de San Lorenzo de Palermo hasta que fue robado.
Era el día 17 de octubre de 1969,  noche cerrada, llovía a cántaros, en las calles de Palermo no había un alma,  la capilla de San Lorenzo estaba abierta como era habitual, entraron unos ladrones y con un simple cúter se hicieron con el lienzo. A la mañana siguiente el retablo apareció vacío. El cuadro había sido robado probablemente por el crimen organizado, la “Cosa Nostra” siciliana.
Así empezó una historia increíble, lejos de encubrir su responsabilidad en el hurto, todos los capos mafiosos querían atribuirse la hazaña.
Durante el Maxi Processo de Palermo, salieron tantas versiones sobre el robo del cuadro, como mafiosos fueron preguntados por él.
Luciano Leggio, “Lucianeddu”, de la mafia de Corleone, contó a los investigadores, que él lo había robado, como demostración del poder que ejercía y lo había dado para comer a los cerdos de su granja
El mafioso arrepentido Marino Mannoia, en 1996, se confesó como autor del hurto. En el proceso judicial abierto al ex primer ministro Giulio Andreotti, Mannoia contó que él mismo y otros mafiosos sacaron el lienzo de la capilla de San Lorenzo, cortándolo con una cuchilla de afeitar, lo doblaron para transportarlo y la lluvia que caía estropeo  la pintura,  y les resultó imposible la venta a la persona que estaba interesada en su adquisición y la acabaron destruyendo. Los carabinieri posteriormente comprobaron que la obra a la que se refería Mannoia era otra.
También dijeron que Totó Riina exponía el Caravaggio en las reuniones con otros mafiosos, presidiendo la estancia.
Pippo Caló, del clan de los corleoneses en Roma, aseguró en el juicio que el cuadro había sido dividido en cuatro partes y cada una la tenía uno de los miembros de una familia mafiosa y que el robo había sido encargado por dos mafiosos, Gaetano Badalamenti y Stefano Bontate.
Bernardo Provenzano dijo que el cuadro había quedado sepultado bajo las ruinas, tras el terremoto de 1984 en el golfo de Patti, cerca de Messina. Otra versión más, dijo que el cuadro se usaba como alfombra.
Giovanni Brusca, aseguró que la mafia había intentado negociar con el Gobierno italiano la devolución del Caravaggio, a cambio de la flexibilización de las leyes especiales contra la mafia, aprobadas tras el asesinato de los jueces Falcone y Borsellino en 1992.
Es todo un misterio, ¿se ha perdido el cuadro? prefiero creer que no, y que un día  reaparecerá con toda su belleza. El FBI lo tiene en su lista de las obras de arte más buscadas.
Desde 2010, en la epoca de Adviento, la asociación de Amigos de los Museos Sicilianos, propietarios del oratorio, presentan la muestra "Next" para conmemorar el robo; se exponen obras que, de alguna manera, se inspiran en  La Natividad, y representa también las diferentes versiones que se dieron sobre el paradero del cuadro. Y después, la noche del 17 de octubre, entran  varios al Oratorio, junto con el artista de la obra de ese año, y como performance, a oscuras y con linternas  se autorroban el cuadro. Este año celebran la VIII edición y la obra es del artista Alessandro Bazan.
El día 13 de diciembre de 2015, festividad de santa Lucia, en un acto presidido por el palermitano Sergio Mattarella, presidente de la República italiana, el oratorio de San Lorenzo,  recuperó en forma de copia digital su "Natividad con San Francisco y San Lorenzo". La reproducción fue realizada por el laboratorio madrileño "Factum Arte"; Gabriel Scarpa, responsable de la restauración digital del proyecto, únicamente contó como “modelo” con una fotografía de Enzo Brai que fue tomada en 1968, un año antes del robo. El resultado es extraordinario. Realmente parece un lienzo pintado por la mano de Caravaggio. La cultura y la tecnología se han conjugado en esta ocasión de una forma maravillosa.

Después de este breve resumen de la historia del cuadro de Caravaggio ya conocéis porque es imposible hacerle una foto.

No quería dejar de publicar una entrada en el blog hoy, día de Nochebuena, y aprovechar la ocasión para desearos a todos los que me leéis una 
Feliz Navidad.

martes, 14 de noviembre de 2017

El Tió de Nadal

Anoche ví  'Danielle', el cortometraje de Alejandro Amenábar que este año anuncia la Lotería de Navidad. No voy a hablar del corto pero me sirve para introducir lo que os voy a contar. En una de las escenas en la casa de Daniel (el protagonista masculino), se puede ver como artículo de decoración un Tió de Nadal. Para muchos pasará desapercibido porque no saben que es el Tió. Amenábar ha hecho un guiño a los catalanes a pesar de que ambienta su historia en Madrid.
Lo catalán está tristemente de moda. Yo creo que algunos se han equivocado y por decirlo con una expresión vulgar: "la han cagado". Y tal vez no tendría que extrañarme tanto, dada la afición del catalán por la escatología.
La palabra escatología tiene dos significados muy diferentes, se puede referir a todo lo relacionado con el más allá, (pero no es el caso) y también se refiere a lo relacionado con los excrementos.
Llama la atención la soltura con la que los catalanes en muchas frases hechas, mencionan la caca. Aquí os dejo algunas de estas expresiones con su traducción y significado:
- Ets un mitja-merda.
Eres un media-mierda.
Eres un cobarde.
- Allà on caga, deixa la merda.
Allá donde caga, deja la mierda.
Esa persona es desordenada.
- És més vell que el cagar ajupit.
Es más viejo que cagar agachado.
Algo muy viejo o muy conocido.
- Són cul i merda.
Son culo y mierda.
Son inseparables.
Y también hay caca en las tradiciones navideñas catalanas: el conocido Caganer y el menos conocido Tió de Nadal.
Y para los que no conocen está costumbre, brevemente la explico:
El Tió es un tronco decorado en uno de los extremos con una barretina y una carita sonriente. 
Los niños, al empezar el Adviento, lo alimentan y tapan con una manta para que no pase frío. En la Nochebuena, lo golpean mientras cantan:
"Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un colp de bastó
Caga tió!......."
Entonces el tronco defeca regalos y dulces por debajo de la manta.

Ahora, cuando veáis el anunció de Lotería Nacional, veréis el Tió, creo que para los que no conocen esta tradición puede pasar desapercibido.
Por cierto, no sé que se verá en el anuncio, pero a mí no me ha gustado el cortometraje.
* Fotograma del cortometraje.
** Puesto de la Feria de Santa Lucia en Barcelona.

sábado, 24 de junio de 2017

San Juan del Hospital

San Juan del Hospital, la iglesia más antigua de Valencia después de la Reconquista, fue fundada en 1238 por la Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, sobre terrenos cedidos por el rey Jaime I, como recompensa por la ayuda prestada en la conquista de la ciudad.  Pero ahora se cumplen solo 50 años de su reapertura al culto. A pesar de ser una joya arquitectónica, estuvo a punto de ser demolida tras años y años de saqueo y degradación. Llegó a ser cine, bar, sastrería y taller de imprenta del periódico Las Provincias; parroquia sin feligresía, sirvió de sepultura  a la Emperatriz Constanza de Grecia y fue cuartel a las tropas inglesas que estuvieron en Valencia durante la guerra de Sucesión. En el año 1967 el arzobispado lo confió a la Prelatura del Opus Dei.
Coincidiendo con la festividad de San Juan, el 24 de junio se abrió al culto el templo. El Opus Dei ha realizado una restauración fantástica y el conjunto actual es una joya admirable.
Sobre El conjunto de San Juan del Hospital hay abundante información en la Internet  y si he decidido escribir este post, no es para repetir el contenido de la Wikipedia o de la Web de San Juan del Hospital, es para comentar algo que me llamó poderosamente la atención cuando empecé a interesarme por este magnífico monumento, en su patio, en 1706,  se celebró en Valencia el primer combate de boxeo. Como he comentado antes, las tropas inglesas bajo el mando del almirante inglés Lord Peterborough, acudieron en apoyo de los partidarios del Archiduque Carlos de Austria  en la Guerra de Sucesión; fijaron sus cuarteles en la iglesia  de San Juan del Hospital, y en sus ratos libres hacían deporte y entre los más practicados estaba el “boxing” muy conocido y practicado en Inglaterra.

Si visitas Valencia o vives en ella, no dejes de visitar San Juan del Hospital. 

miércoles, 21 de junio de 2017



 Ahora en verano, tengo muchas cosas de las que ocuparme, disfrutar de la compañía de mis nietos cuando vengan, de la playa, de mi casa y mi jardín, de leer tumbada en la hamaca y tengo que ocuparme de cuidar mis verduras. Por todo ello voy a dedicar menos tiempo al blog y a la Internet.
Hasta la vuelta del verano. Pasadlo muy bien.