miércoles, 31 de diciembre de 2014

Año Nuevo - New Year

En la vida, lo que parece un final, es realmente un nuevo comienzo, y nunca es más cierto que en una noche como esta: termina un año, empieza un nuevo año y para mí una nueva vida.
 “Año Nuevo, vida nueva” se dice popularmente y en mi caso realmente va a ser así, después de 40 años de trabajo ha llegado el momento de mi jubilación, anticipada, voluntaria, pero ha sido una decisión muy meditada.
 
He trabajado muy a gusto como médico en el Hospital Clínico de Valencia desde que terminé mis estudios en la Facultad de Medicina. Los últimos años han sido los mejores, algo que debo de agradecer a los directivos del hospital y a algunos de mis compañeros, pero quiero disfrutar de otras muchas cosas que me ofrece la vida fuera del ámbito laboral.
Por todo ello, aquí y ahora quiero desearos a todos los que habéis llegado hasta el post, lo mismo que deseo para mí, un Feliz Año Nuevo, y elevo una oración para que tengamos una vida en paz:
 
"Concédeme, Señor, una buena digestión,
y también algo que digerir.
Concédeme la salud del cuerpo,
con el buen humor necesario para mantenerla.
Dame, Señor, un alma sencilla que sepa aprovechar
lo que es bueno y no se asuste ante el mal,
sino que encuentre el modo de poner
las cosas de nuevo en orden.
Concédeme un alma que no conozca el aburrimiento,
los refunfuños, los suspiros y los lamentos
y no permitas que me aplaste
ese ser tan pesado que se llama YO.
Dame, Señor, el sentido del humor.
Concédeme la gracia de comprender una broma,
para que conozca en la vida un poco de alegría y
pueda comunicársela a los demás".
Un buen amigo, en Navidad, me hizo llegar esta oración de Thomas More que el Papa Francisco recomendó a los cardenales y obispos y que me parece oportuna, clara y llena de optimismo y como además es de un santo inglés me encanta, no quiero ni puedo ocultar mi anglofilia.
FELIZ AÑO NUEVO A TODOS
y hasta el año que viene
* imágenes tomadas de Internet


3 comentarios:

JOSE ANTONIO MERA-ESPIÑO dijo...

Feliz año, enhorabuena, yo lo dejé hace tres años, el día que cumplí sesenta. Saludos,

Miguel dijo...

Feliz Año, Lales, y feliz jubilación. Hay muchas cosas en esta vida muy interesantes de las que hay que disfrutar, aprovéchalas.

Hoy me ha llegado un whatsap con un mensaje del Papa Francisco, dice así:

"No llores por lo que perdiste, lucha por lo que te queda. No llores por lo que ha muerto, lucha por lo que ha nacido en ti. No llores por quien se ha marchado, lucha por quien está contigo. No llores por quien te odia, lucha por quien te quiere. No llores por tu pasado, lucha por tu presente. No llores por tu sufrimiento, lucha por tu felicidad. Con las cosas que a uno le suceden, vamos aprendiendo que nada es imposible de solucionar, solo sigue adelante".

Salvador dijo...

En el Centro del Carmen hay una interesante exposición sobre los humanistas del siglo XVI. Saludos