sábado, 28 de mayo de 2011

Sentido común - Common sense

Mejor funcionaría “el mundo” si la mayoría de las personas tuviera sentido común.
No sé si estoy de acuerdo con Aristóteles o con otros filósofos, pero de lo que si que estoy cada día más convencida, es de que el sentido común, por desgracia, es el menos común de los sentidos.
La solución de una inmensa mayoría de los problemas, pasa por actuar en base a este sentido, incluso en problemas de salud.

Yoritomo Tashi, fue un filósofo japonés del siglo XII; en opinión de Yoritomo "el “Sentido Común” era algo fundamental en la vida. Lo definía así: “El sentido común del alma está constituido por el raciocinio superior, que nos impide obedecer pasivamente a los bajos instintos, nos advierte del peligro, nos indica hasta dónde llega lo permitido y dónde empieza lo prohibido y hace que se evite el mal, eludiendo los charcos y barrizales, para no vernos salpicados”.
Sostenía que, quienes viven siguiendo este sentido común no suelen tener problemas y pueden resolver cuantas situaciones se les presenten y añadía que actuando de esta forma se está en posesión de la clave del éxito y se logra influir positivamente en los demás"

Estando como estoy de acuerdo con Yoritomo en algunos aspectos, creo que cada día hay más “animales irracionales”, asnos, borregos, buitres, serpientes, hienas, garrapatas,gusanos ….. y chorlitos, palomos, percebes, atunes y bichos en general.

"La felicidad es ante todo una combinación de la armonía y la ausencia de dolor”
“Happiness is above all a combination of harmony and the absence of sorrow.”
* burros y corderos en la pradera de Hartland Abbey, North Devon UK
** Frase de Yoritomo Tashi.

3 comentarios:

Marina dijo...

Para sentido común colores.

Salvador dijo...

El paso siguiente puede ser indagar sobre las razones de que sea tan difícil aplicar el sentido común a nuestra vida cotidiana. Un cordial saludo.

Isabel Romana dijo...

Ja, ja, lales. ¿Sentido cómo...?¿Cómo has dicho? ¡Ah común, del común de los mortales...! Eso debe querer decir que si es del común, nos pertenece a todos. Y claro, como cada vez sómos más, tocamos a menos. Así de simples son las cuentas. Y eso sin contar con las ovejas, los burros y demás bestias de Dios.
Besitos, guapa.